Construye tu Cuerpo

¿Cuántas veces te ves en el espejo y no te agrada lo que ves? Y en lugar de hacer algo, solo sigues juzgándote. La mejor manera de construir un cuerpo sano es, de inicio aceptar lo que vemos y ponernos a trabajar en él. ¿Cómo? Identificando que somos más que eso, un cuerpo, que debemos conocer y saber de qué estamos compuestos, es decir, la forma en que lo nutrimos y no, no hablo solamente de alimentos, me refiero a lo que pensamos, leemos, hablamos y muchos más componentes que hacen que nuestro cuerpo se forme y se nutra. Hoy en día todos esos nutrimentos son conocidos como hábitos, con ellos lograremos tener un cuerpo altamente sano, pero, sobre todo, un cuerpo que te hará sentir bien.

Te hago una invitación para que cada día pongas un granito más, nutras con buenos hábitos y construyas ese cuerpo que siempre has deseado, tanto en lo físico, como en lo espiritual. Recuerda la frase: somos lo que comemos y también lo que pensamos, así que a ponerse las pilas y trabajar en mejorar la relación con nuestro cuerpo y nuestras emociones para que nos de y le demos lo mejor.


“…El cuerpo no existe, sin una razón de ser”.

Liliana Zentella




48 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo