Compostaje casero


¿Sabías que separar tus desechos orgánicos también puede reducir tu huella de carbono?

El seminario de recuperación, gestión, aprovechamiento y reincorporación de bio residuos español concluyó que el aprovechamiento de residuos orgánicos resolvería muchos problemas ambientales y crearía empleos, pues calcularon que en España más del 50% de la basura orgánica se va al vertedero por estar mezclada con otros residuos y no poderse separar. La basura orgánica dentro de los vertederos tiene efectos negativos en el medio ambiente ya que en esa tierra no se encuentran los microorganismos necesarios para la descomposición correcta, causando que esta produzca gases invernaderos como el metano y co2, además de contaminar los mantos acuíferos por lixiviación.


Según estudios de la SEMARNAT del 2004:En méxico se generaban 4 kilos de basura per cápita y 51% de la basura que generamos estaba conformada por restos de comida, jardínes y materia orgánica. Este mismo estudio reporta que nuestra basura es depositada tanto en rellenos sanitarios como en rellenos de tierra controlados y aunque han reducido los sitios no controlados de depósito de basura un 32%, los rellenos controlados no han reducido el impacto ambiental de nuestra basura.


Separar tus residuos orgánicos es muy sencillo, puedes colocarlos en una cubeta con tapa que selle bien para evitar plagas y colocarla en la sombra o en un recipiente dentro de tu refrigerador. La composta es el resultado de la descomposición de productos orgánicos. Existen diferentes tipos de composta como: la composta fría, composta caliente, composta de excremento de mascotas, lombricomposta, entre otras. Una muy fácil de hacer es la composta caliente en la cuál solo puedes colocar restos de frutas y verduras crudas o cocidas sin condimentos, se le dice calientes pues debe colocarse en un recipiente agujereado, tapado y al sol, de esta forma mantiene la humedad, recibe aire y no forma hongos

Ahora existen recipientes composteros que puedes comprar, pero también puedes reciclar botes de PET grandes para colocar tu composta caliente (nosotras usamos los del limpiador de pisos de 5 litros), con un cautín puedes hacerle hoyos a tu recipiente y cortarle la parte de arriba para usarla como tapa. Ya que tengas tu recipiente listo puedes empezar a crear capas:

Empezamos con una capa de hojas secas o cartón que absorberá el exceso de humedad

En la segunda capa colocamos los restos de frutas y verduras cocidos o crudos sin sal y/o grasa, cuidando tener un alto de la capa igual o menor a 5 cm.

Cubre la capa con tierra hasta que no puedas ver los restos de comida

Repita el proceso todas las veces que el alto de tu recipiente lo permita.

Riega tu compota

Colócalo al sol y ponle su tapa

Este tipo de composta tardará entre 30 y 45 días en crearse, a nosotras nos gusta utilizar botes transparentes pues estos te permiten ver el progreso de descomposición de los restos de comida. Como cualquier planta o maceta, deberás regar tu composta al menos una vez a la semana.Cuando haya transcurrido ese tiempo podremos revisar nuestra composta, al mover la tierra no debes ver ni pequeños insectos ni restos de comida, si mueves tu composta y aún encuentras alguno de los dos, riégala y déjala reposar una semana más.


Los desechos orgánicos se han visto como basura inservible por más tiempo del que nos gustaría admitir, pero gracias al despertar de conciencia ecológica de muchos, impulsado por organizaciones y movimientos ecologistas como el “zero waste” y los huertos urbanos, empezamos a incluir el compostaje en nuestras actividades de la casa incluso estando en zonas urbanas.


By: Rebeca Hinojosa/ Cactaefoodandgarden

13 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo